El Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA) ha alertado de que el coronavirus está poniendo al descubierto el problema de los falsos seguros de impago del alquiler en España y estima que más de 50.000 propietarios podrían verse afectados y estar en riesgo de no cobrar las rentas garantizadas.

En un comunicado, el Observatorio ha puesto de relieve que estos seguros de impago al alquiler se comercializan como seguros que cubren los impagos llegando, incluso, a garantizar la renta mensual, “pero la realidad es que no están respaldados por ninguna compañía aseguradora, por lo que en el caso de impago de rentas no es posible asegurar ni garantizar el pago al propietario”.

Así, ha dejado claro que la mejor forma de identificar si una empresa puede asegurar las rentas es comprobando que está inscrita en la Dirección General de Seguros. De hecho, matiza que las únicas garantías que pueden cubrir el impago de la renta del alquiler con absoluta solvencia son los seguros de impago creados por compañías de seguros registradas en esta Dirección y comercializados directamente por ellas, a través de corredores, agentes exclusivos o colaboradores externos.

El presidente de OESA, Javier Iscar, ha resaltado que estas aseguradoras están sometidas a Solvencia II, “que acredita fondos suficientes para operar y pagar indemnizaciones por exigencia de la Dirección General de Seguros”.”Sólo las aseguradoras ofrecen esa credibilidad, por cumplir con los estándares de seguridad y solvencia II exigidos desde la Unión Europea que España cumple desde 2016″, ha añadido.

También ha apostillado que la solvencia de las empresas que se acogen a palabras genéricas como “seguro, garantía o póliza”, pero que no están “bajo el paraguas y supervisión” de la Dirección general de Seguros, es incierta”.

“Este tipo de empresas que venden pseudo-seguros podrían verse desbordadas por los impagos, quedarse sin tesorería y dejar de pagar las mensualidades a los arrendadores, ya que muchas de estas empresas cobran directamente del arrendatario, provocando así una escalada de afectados de tipo piramidal”, destaca OESA.

El subdirector general de negocio de Mutua de Propietarios, César Crespo Minguillón, ha señalado que el peligro es que no hay ninguna evaluación fiable, técnica e independiente de la capacidad de esas empresas “pseudo-aseguradoras” para hacer frente a los compromisos.