El porcentaje de personas que alquilan vivienda en España ha ido aumentando a un ritmo medio anual del 0,5% durante los últimos 15 años. Este porcentaje equivale a unos 90.000 nuevos hogares de alquiler cada año. Se trata, por tanto, de un mercado en continuo crecimiento y de propietarios e inquilinos con necesidades de cobertura aseguradora.

Según los datos del estudio ‘Soluciones aseguradoras para el alquiler’, realizado por INESE y el Observatorio Español del Seguro de Alquiler, OESA, entre el 60 y el 70% de los inmuebles que cuentan con este tipo de seguros se sitúan en núcleos urbanos de más de 200.000 habitantes mientras que entre un 23% y un 29% se ubican en poblaciones de entre 50.000 a 200.000 habitantes.

En este marco, el seguro de impago de alquiler está teniendo un crecimiento exponencial en los últimos años. Se trata de un producto de fuerte penetración en grandes ciudades, especialmente en Madrid y Barcelona, aunque también en las zonas de Andalucía y Levante.

El perfil del tomador es el de un hombre (60%), con más de 45 años (75%) y que posee menos de 10 inmuebles en alquiler, aunque comienza a ser cada vez más habitual el inversor empresarial con más de una decena de inmuebles y que prefiere negociar con corredurías especializadas para centralizar toda la gestión y disponer de asesoramiento personalizado en cada momento.

El estudio permite tener una visión global del mercado del alquiler y sus seguros: situación del mercado pre y post covid, cuál es la demanda, perfil del cliente, quiénes son los principales actores, qué productos hay para cubrir este mercado, qué pólizas de impago de alquileres se están vendiendo, con sus coberturas y ejemplos de precios, qué tendencias se están manifestando, cuál es la situación de la regulación y las medidas del Gobierno para el control de precios, cómo ha afectado la covid y cómo ha reaccionado el seguro, entre otras cosas.

También analiza el mercado de las empresas que comercializan pseudo-seguros:  “Este tipo de empresas que venden pseudo-seguros podrían verse desbordadas por los impagos, quedarse sin tesorería y dejar de pagar las mensualidades a los arrendadores, ya que muchas de estas empresas cobran directamente del arrendatario, provocando así una escalada de afectados de tipo piramidal”, destaca OESA.

El subdirector general de negocio de Mutua de Propietarios, César Crespo Minguillón, ha señalado que el peligro es que no hay ninguna evaluación fiable, técnica e independiente de la capacidad de esas empresas “pseudo-aseguradoras” para hacer frente a los compromisos.

El estudio, realizado en colaboración con el Observatorio Español del Seguro de Alquiler (OESA), presenta tres partes diferenciadas:

  • Análisis de la situación del mercado del alquiler previo a la crisis y en la actualidad, tanto de viviendas como de oficinas, locales y naves, el sector inmobiliario tras la pandemia, las medidas del Gobierno, las nuevas tendencias en la demanda, etc.
  • Otra parte analiza los seguros para el alquiler en general, el momento y oportunidad de estas pólizas, los distintos tipos que hay (tanto para el arrendador como para el arrendatario).
  • La última se centra en los seguros de impago de alquiler, donde se analizan sus coberturas de manera comparada entre los distintos actores de este mercado (DAS, Arag, Mutua Propietarios, Allianz Assistance, Fiatc, Mapfre, Caser, Santalucía, Seguros Catalana Occidente), el precio, la demanda, el perfil del asegurado, la reacción de las compañías frente a la situación producida por el Covid-19…

Se puede adquirir desde la página de INESE: https://www.inese.es/estudio/soluciones-aseguradoras-para-el-alquiler/